El turismo español exhibe su optimismo en Fitur: se propone batir todos los récords en 2023

La gran feria del turismo, Fitur, comienza este miércoles tras un año de recuperación extraordinaria de los viajes. Hoteles, aerolíneas y organismos oficiales se muestran cautos pero optimistas, y ambicionan que el sector bata récords en España en 2023, a pesar de las previsiones que apuntan a un parón de la economía en los próximos meses. La Organización Mundial del Turismo (OMT) también prevé que la recuperación continúe a nivel global, y que en algunas regiones se superen los niveles anteriores a 2019. Sin embargo, ha advertido de que “el sector se enfrenta a retos económicos, sanitarios y geopolíticos” y que uno de los elementos clave será el impacto de la reapertura de las fronteras de China después de tres años de aislamiento por el coronavirus.

Se trata de la tercera edición de Fitur desde que, en marzo de 2020, estallara la pandemia y el turismo entrara en su peor crisis. El sector llega a la cita en una situación de total normalidad y como uno de los principales motores de crecimiento de la economía española. En 2022, los niveles de actividad turística en España registraron una sólida mejora a pesar de la escalada inflacionista, el incremento de los costes y la subida de las hipotecas, que han mermado el poder adquisitivo de hogares y empresas. El Gobierno calcula que el año pasado cerró con 71,5 millones de llegadas de turistas extranjeros (un 85% de los 83,7 millones de 2019, un máximo histórico) y un gasto de 87.100 millones, casi igualando los 92.287 de hace tres años.

Esta semana, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha atrevido incluso a vaticinar en un foro sectorial que en 2023 se superará el récord de 2019. Las previsiones ya son “muy positivas” en el primer trimestre, según Maroto, tanto en reservas como en asientos previstos por las aerolíneas. No solo es la demanda extranjera, sino también la nacional, impulsadas ambas por las ganas de viajar y el desembolso del ahorro acumulado por la pandemia.

Hoteles

El grupo hotelero Barceló, por ejemplo, cerró 2022 como uno de los mejores ejercicios de su historia, con un incremento de los ingresos del 104% respecto a 2021, y su previsión para 2023 es conseguir “un récord histórico” en facturación, según su consejero delegado, Raúl González. “En estos momentos, las reservas son mejores que 2019; estamos registrando un inicio de año muy positivo”, ha asegurado este martes.

El grupo Riu, por su parte, se muestra cauto. Su consejero delegado, Luis Riu, apunta en su blog que 2023 será bueno, con un incremento de los ingresos del 111% respecto a 2021 y del 30% respecto a 2019, hasta los 2.905 millones. Sin embargo, advierte que en 2022 se empezó el ejercicio con presupuestos muy austeros, previstos en tiempos de pandemia, y eso ha permitido contener unos costes que se están disparando y suponen un gran lastre.

“Yo suelo tener una visión muy optimista, siempre. Pero este cierre de año y arranque de 2023 lo estamos viviendo con verdadera preocupación. También es verdad que 2022 ha superado hasta las expectativas más optimistas”, escribe Riu. “Nadie sabe bien qué pasará en 2023. Lo que sí sabemos es que los hoteleros nunca podremos repercutir todo el aumento de costes en el precio, por lo que buena parte recaerá en los márgenes”, avisa.

Retos globales

La OMT también recuerda, en un comunicado difundido en el marco de la feria, los muchos retos que hay por delante. Sin embargo, el organismo prevé que las llegadas de turistas internacionales podrían situarse, de media, entre el 80% y el 95% de los niveles prepandémicos en todo el mundo en 2023, con algunas regiones —como Europa— ya por encima. Todo depende, según el ente dependiente de Naciones Unidas, de “en qué medida se produzca una ralentización económica, de cómo se vayan recuperando los viajes en Asia y el Pacífico, y de cuál sea la evolución de la ofensiva rusa en Ucrania, entre otros factores”.

De momento, los datos apuntan a que, en medio de incremento generalizado del coste de la vida, los ciudadanos están priorizando las actividades relacionadas con el ocio, como el turismo, en detrimento de otras decisiones de consumo, como cambiar de coche o comprar un piso. La cuestión es hasta cuándo continuará la tendencia.

En 2022, más de 900 millones de turistas realizaron viajes internacionales en 2022, el doble que en 2021, según la OMT, aunque esa cifra se quede aún al 63% de los niveles anteriores a la pandemia. Todas las regiones crecen. El organismo hace hincapié en “el reciente levantamiento de las restricciones de viaje por motivo de la covid-19 en China, el mayor mercado emisor del mundo en 2019″, que considera “un paso importante para la recuperación del sector turístico en Asia y el Pacífico, y en todo el mundo”. En el caso de España, el turismo chino supone menos del 1% de las llegadas internacionales, pero el gasto medio de su estancia es muy superior a la media (2.500 euros en 2019, frente a la media de 1.164 euros es año).

Aviación

La industria aérea también espera un buen 2023. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) prevé que el sector vuelva a ser rentable el próximo año por primera vez desde 2019, a medida que continúe la recuperación de los viajes tras casi dos años de restricciones por la covid-19. Para este año, el beneficio neto proyectado es de 4.700 millones de dólares (4.465 millones de euros), con más de 4.000 millones de pasajeros transportados. En 2022, las aerolíneas perdieron algo más de 6.500 millones de euros.

En España, los aeropuertos recuperaron el 88,5% del tráfico de viajeros de 2019, con un total de 243,68 millones de pasajeros, según los datos de Aena. Para este enero, el gestor aeroportuario prevé alcanzar una recuperación del 98% de los asientos programados por las aerolíneas con respecto al mismo mes previo a la pandemia, y en febrero ya superan los que ofrecían antes de la crisis sanitaria.

Las subidas de las tarifas aéreas y los hoteles continuará este año en paralelo al aumento de los costes. Exceltur, que agrupa a las grandes empresas turísticas en España, calcula un alza de costes del 29% en el caso de la energía, del 17% en el de otros suministros y del 8,9% en el de los laborales.

Expositores y Ucrania

Fitur contará este año con 755 expositores —un 32% más que el año pasado— de 131 países. Están previstas jornadas y actividades lúdicas relacionadas con el turismo de reuniones y la internacionalización de las pymes turísticas, así como de foros dedicados a temas de formación. Guatemala es el país socio en esta edición. Según Ifema, la llegada de expertos internacionales crecerá respecto a la pasada edición. Destaca el aumento de Asia Pacífico, con un 163% más de participantes; Oriente Próximo, con un repunte del 60%; África, con un 88% más; Europa, que crece un 42%; y América, con un incremento del 30%.

El invitado especial será Ucrania. Kiev quiere que los turistas extranjeros visiten los escenarios de la guerra, que estalló hace un año con la invasión del país por Rusia. Por ello, un stand promocionará el país para ser visitado cuando la situación lo permita. Además de Chernóbil o Kiev, el país busca impulsar las visitas en ciudades como Bucha e Irpin, con el objetivo de incrementar los ingresos turísticos y ayudar a recuperar el patrimonio bombardeado.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites