Es poco probable que los fiscales ofrezcan a Sam Bankman-Fried un acuerdo favorable, afirma su abogado

Es posible que Sam Bankman-Fried (SBF), ex CEO de FTX, no pueda compensar los dos cargos de fraude electrónico y los seis de conspiración a los que se enfrenta con los créditos que recibirá por declararse culpable en lugar de ir a juicio. 
Fijado para comparecer ante el tribunal en los primeros días de enero para llegar a un acuerdo de culpabilidad, Bankman-Fried es “poco probable que reciba un trato favorable de los fiscales”, argumentó Mark Kasten, abogado del grupo de práctica de Blockchain y Criptoactivos de Buchanan Ingersoll y Rooney.

Hablando con Cointelegraph, Kasten explicó que el gobierno a menudo requiere que los acusados ayuden en el enjuiciamiento de otros para recibir un crédito de cooperación. “Aquí, es poco probable que Bankman-Fried pueda señalar a alguien”, dijo.
Bankman-Fried también puede llegar a un acuerdo similar al de Caroline Ellison y Gagy Wang llamado “declaración abierta”, que significa que “los fiscales no acordaron recomendar una sentencia específica”, señaló Kasten, dejando por tanto la sentencia del acusado en manos del juez.
Entre las acusaciones de Bankman-Fried figuran conspiración para defraudar a clientes y prestamistas, fraude de valores, fraude de materias primas, blanqueo de dinero y conspiración para violar las leyes de financiación de campañas. De ser declarado culpable, se cree que podría ser condenado a 115 años de cárcel.

Mientras ocupaba el cargo de Consejero Delegado de FTX durante el procedimiento de quiebra, John Ray declaró ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que nunca había visto “un fracaso tan absoluto de los controles corporativos en todos los niveles de una organización, desde la falta de estados financieros hasta el fracaso total de cualquier control interno o gobernanza”.
Ray también señaló que la “concentración del control en manos de un grupo muy reducido de personas extremadamente inexpertas y poco sofisticadas” había sido la causa del colapso de la exchange.
El Distrito Sur de Nueva York juzgará el caso Bankman-Fried el 3 de enero ante el juez Lewis Kaplan, un juez con reputación de ser directo y eficiente. El caso fue asignado a Kaplan después de que el juez Ronnie Abrams dimitiera por conflictos de intereses. El marido de Abrams es socio de Davis Polk & Wardwell, bufete que asesoró a FTX en 2021.
Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.
Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.